sábado, 28 de abril de 2007

Wagaboo

Wagaboo Fun Eating
Avenida de Bruselas 21, local 24, Centro de Ocio Diversia, Alcobendas, Madrid
  • Ambiente: bueno
  • Comida: buena
  • Precio: bueno
El Wagaboo de Alcobendas está localizado en un centro de ocio junto a La Moraleja y existen varios más en Madrid. Está muy curioso decorado y merece la pena pasarse para verlo. Hasta donde sabemos, los dueños del restaurante son los mismo que crearon The Wok (lamentablemente adquirido posteiormente por el Grupo VIPS). Está decorado por el estudio de Ignacio García de Vinuesa: echad un vistazo a www.wagaboo.com.

De todas las veces que hemos estado, nos ha quedado un sabor agridulce, en varias ocasiones el servicio ha sido bastante malo y una vez tuvimos que marcharnos tras estar veinte minutos esperando a que nos tomaran nota y el restaurante semi vacío. Esta vez el servicio volvió a tener sus altibajos. Nos atendieron bastante bien, el camarero fue amable, pero los segundos tardaron fácilmente más de veinte minutos. Además, la carne la pedimos poco hecha y nos la trajeron, como poco, al punto. Son estos detalles los que nos hacen estar semanas sin volver por el restaurante, aunque al final siempre le damos otra oportunidad...

En la carta han añadido un apartado de sugerencias y puesto que otros platos de la carta ya los conocíamos, nos centramos en éstas. Antes de pasar a los platos comentar que nos trajeron pan, cosa que antes no ponían, y estaba rico (especialmente el de cebolla). Para compartir pedimos huevos con pisto que estaban muy buenos, y la cantidad es más que suficiente. De segundo pedimos ragú de pollo al currry (un tanto flojo el pollo y el curry) acompañado de verduras, y el solomillo al cuadrado con patatas y salsa de mostaza, que estaba bueno (especialmente la salsa) pero que para ser uno de los platos más caros de la carta tampoco dice nada, resulta un poco soso.

Para beber pedimos agua (Cabreiroá en cristal) y cerveza (Cruzcampo de barril).

No pedimos postre.

El hecho de ver a los cocineros trabajar es muy curioso ya que la cocina está a la vista tras un cristal, y es especialmente llamativo cuando trabajan la pasta (¿¿¿pero tanta pasta hacen??? siempre vemos a orientales dale que te pego con la masa... a lo mejor es un poco espectáculo). De la carta os aconsejamos los pansoti al ricotta, el tajine de pollo y la fricadele de Hamburgo. Los postres son correctos.

La cocina es creativa, la comida está bien y la relación calidad/precio es buena. Una pena el detalle del servicio. Nosotros nunca reservamos ya que llegamos siempre pronto, pero se suele llenar (hemos leído que no admiten reservas pero no lo hemos corroborado). Es un restaurante recomendable tanto para parejas como para grupos.

Calificación final: bien

1 comentario:

Rosa Maria dijo...

A mi me encanta Wagaboo, voy mucho y normalmente está todo a mi gusto. La comida muy rica, el trato estupendo y la relacion calidad precio, tambien me parece muy buena. Con las reservas no tengo problema por que lo hago on line y asi puedo elegir mesa. Yo lo recomiendo siempre a mis amigos.

Contador

Datos personales

Madrid, Spain
¡Deja tu comentario!